El Dr. Maximo Soto y los mitos en los alimentos GENIAL !!

COMIDAS Y MENTIRAS

 

Empecemos a valorar nuestra vida. Escuchamos muchas cosas y no todas son ciertas, inclusive esta. Tenemos que pensar que las empresas farmacéuticas y cosméticas no nos andan “mintiendo descaradamente, a los ciudadanos para enriquecerse”. Pero si hay un muy mal uso de la ciencia, que se hace desde grupos extremistas o activistas que opinan en las redes sociales cualquier cosa. Lo siento, pero también es verdad que lo hacen las grandes empresas, lo hacen con publicaciones pagas en los medios de comunicación e internet, diciendo también cualquiera cosa.

Esto no busca desprestigiar de ningún modo a ningún producto, marca ni empresa, pero la verdad que estoy cansado de las publicidades de venta de multivitaminas y minerales.

Tradicionalmente se han culpado a las empresas del sector nutricional, alimentario o cosmético de ser las únicas responsables de las mentiras y fraudes que se esconden tras sus productos. También mienten los medios de comunicación, los científicos, el consumidor, la legislación vigente, el estado y sus controles, y las fundaciones. Existen muchos más culpables, esa indefensión es la que sufre el consumidor.

No vamos a hablar de las cuestiones negativas solamente, si eso es lo que esperan, contaremos sobre las vitaminas para que sirven, que patologías dan si te faltan o si tomas de más.

Cuando hacen las empresas bien las cosas hay que reconocerlo. Y algunas hacen algunos productos geniales, pero la gran mayoria, mezcla vitaminas y minerales sin mucho fundamento sólo hablan en específico de las ventajas aisladas de cada una de las vitaminas y no cuando las ponen todas juntas con 50 cosas más, habitualmente funcionan poco, dado que se anulan, no se absorben o interaccionan entre ellas. Por otro lado el valor es escaso en las recomendaciones nutricionales diarias.

No creo en ningún texto catastrófico que se limite a exponer situaciones negativas, conspiraciones o paranoias sin dar soluciones. Hoy hay miles de productos que hace 40 años no existían. El curro se incrementa. Los consumos actuales están acompañados de grandes controversias. por ejemplo ¿para qué sirve un multivitamínico, si me alimento bien?, ¿para qué darles vitaminas a los chicos si no lo necesitan? ¿Por qué inundan las pantallas justo en invierno? ¿Por qué las asocian al deporte?

Podemos afirmar que los nuevos alimentos han colaborado a mejorar la calidad de vida, la distribución, y una importancia global en la nutrición y alimentación humana. Nadie duda del valor nutritivo y el contenido de estos alimentos, sobre todo cuando han ayudado a casi erradicar muchas enfermedades.

Tenemos leche en polvo desde el siglo XIX. y en Argentina particularmente desde la década del ’70 empezaron a suplementar con Vitamina A y D haciendo desaparecer muchos trastornos crónicos. Se puede mencionar también la suplementación de iodo a la sal que termino con el bocio endémico, por ejemplo, también la suplementación hierro a las harinas, ácido fólico a las galletitas, etc. Las fortificaciones están legisladas y los enriquecimientos son sólo chamuyo.

Igual nos queda las grandes dudas sobre la efectividad y las poco éticas estrategias publicitarias y de marketing. Y las acciones de las grandes empresas tratando de reemplazar en la década del ’90 el vaso de leche por suero lácteo intomable con vitaminas. O la mentira de los probióticos con bacterias para tener la panza chata o ir al baño. Han recibido el premio de publicidad engañosa en Alemania por el argumento de “Activan tus defensas”. Querido amigo, tus defensas están bien y están activadas. Lo siento, es una simple mentira. En España fueron multadas con millones de Euros.

Hay una nueva percepción social de nuevos alimentos, el alimento como vehículo de salud con aditivos especiales, como suplementos de calcio, omega 3 (que tiene olor a pescado), DHA, minerales y vitaminas que están por todas partes. Por un lado, no son tan necesarias ni han demostrado eficacia, solo sirven para poder cobrarlo más caro. Hay una dependencia del estado que solo se dedica al valor agregado de los alimentos, estimulando justamente esto, veamos el desafío siguiente:

Trate de buscar en la góndola una leche que tenga solo “leche”. Va a ser muy difícil porque todas tiene valor agregado. Obviamente, independientemente de las propiedades propiamente nutritivas, apoyan las ideas de salud para adelgazar, bajar el colesterol, etc. no valorando por ejemplo que el exceso de calcio, contribuye a la formación de cálculos, los depósitos en arterias, elevando la presión arterial. Y no sabemos que nos pasara en un futuro próximo o cercano, con todo esto.

La nueva demanda de los consumidores es muy distinta a la de tus abuelos o padres. Los hábitos de vida, la falta de tiempo y la incomodidad para la preparación de determinados alimentos, han dado a lugar a una demanda de productos listos para su consumo de una manera sencilla y cómoda y con estos agregados que ponemos en duda si mejoran o ayudan a la salud.

El valor agregado dentro del marketing nutricional, que rodea a estos alimentos, se destaca sobre todo es el marketing seudocientífico. En la mayoria no hay rigor ni evidencias, y no lo puede haber, dado que toman los beneficios de las vitaminas por separado y que hay que valorarlas en su conjunto. Se llama la ley del asterisco* solo hablan de los beneficios por separado, nunca todos juntos.

La mayoria buscan la complicidad de extrañas fundaciones como también de asociaciones científicas o sociedades profesionales. Como la Sociedad Medica Argentina que no existe o fundaciones famosas como Cormillot (que es amigo y es serio, revisa todo antes de dar un aval), Sociedad Argentina de Cardiología o endocrinología o de diabetes o la fundación Favaloro son otros ejemplos.

Deberá en el futuro haber más rigor de control autónomo e independiente de las grandes empresas, y más confianza en la ciencia y en labor del científico, estudiando en la población estos efectos. Pero es muy difícil porque no hay datos independientes neutros y objetivos, solo experiencia de prohibiciones en otros países, como el aceite de orujo en España.

Los estudios por ahora solo están promocionados por estas grandes empresas. Las consecuencias son las que los médicos todavía no han visto porque no hay estado que sustente este desafio.

Así que todo esto es un parche para ahondar en el principal problema:

1) Las malas prácticas nutricionales de los humanos, o sea ud. No te hagas el vegano.

2) Combatir el fraude en la publicidad de muchos alimentos, sobretodo en complementos alimenticios, suplementos dietarios o deportivos y alimentos funcionales, en dietéticas y góndolas boutiques.

3) Garantizar la seguridad de los alimentos, la nutrición y la salud y el bienestar animal (claro somos animales), la protección y salud vegetal. Rol principal del estado en todos los controles.

Es necesario un etiquetado de los alimentos con el propósito de llamar la atención del consumidor. Y que este los comprenda, el ejemplo es que todavía no sabemos de qué está hecha la Coca Cola o la Pepsi, pero tomamos más de 131 litros por año en la Argentina. Fijate vos que dato.

En Europa, la Comunidad Europea de estos alimentos recibió 44.000 solicitudes de las cuales solo 222 pasaron el proceso de acreditación (0,5%). Solo unas de cada cinco declaraciones presentadas se basaban en pruebas científicas sólidas. Aquí es un “viva la pepa”, en la última década hubo una explosión de empresas regionales, mini emprendimientos y pymes que tienen escaso control estatal y que producen alimentos sin etiquetas claras con beneficios que rayan la espiritualidad y el esoterismo. Actualmente tenemos la muchos más puestos de comida callejera, que no tiene ningún control y no sabemos que epidemia nos puede deparar. Así empezó la epidemia de cólera en Perú.

Volviendo a las vitaminas, no es que determinado ingrediente no sirva, sino que la información científica aportada, no justifica la alegación saludable. ¿para que tenés tanta necesidad de vitaminas, minerales y otras porquerías? ¿será verdad que estamos tan “hipovitaminósicos”?

El valor nutricional de la comida es la suma de todos sus nutrientes individuales. Descargar en los nutrientes aislados, las virtudes que tienen los alimentos en su conjunto es una estafa. Dado que no comemos solo una vitamina, consumimos habitualmente alimentos que tienen algunas o varias de ellas. Asi que no te preocupes si no te lo aporta un alimento te lo aportan los otros. Salvo que hagas una dieta estricta o tengas una enfermedad severa o un delirio religioso como esos que comen “Luz”.

Son varias las necesidades vitamínicas y algunos nos pasamos tomando alimentos o suplementos que nos excede del requerimiento diario o nos faltan si no lo ingerimos por no comer adecuadamente y a eso agregale lo que comes realmente, mira que descalabro armamos. Cuando las empresas suplementan los alimentos o tomamos unas vitaminas, a estos tenemos que agregarle lo que comeos. Por lo tanto, se genera un consumo innecesario de las mismas, sobrepasando los límites máximos tolerables. Y después nos dicen que estamos gordos o intoxicados. Estamos inundados de vitaminas y minerales, llenos de comida.

 

La falacia es peligrosa, está basada en el hecho de cuanto más ingieras de un nutriente, mayores beneficios se podrán obtener, es un mito de salud, naturalmente.

Casi todas las vitaminas o minerales el médico puede dosarlas en un poco de sangre, orina o saliva. No hay mucha evidencia sobre que la ausencia de un aporte externo de vitaminas pueda perjudicar el funcionamiento normal del sistema inmunitario, sino que dicha vitamina se puede conseguir con una dieta equilibrada y variada. Por lo que no hay que recurrir a suplementos externos. Con una buena alimentación variada, completa, adecuada, cantidad, suficiente, armónica, que tenga de todo durante un mes, seguramente nunca te faltaran estas cosas. Si tenés dudas asesorate con las nutricionistas que saben “bocha de todo esto”. Igual en la Red, siempre hay lugares científicamente correctos donde están todas las listas de alimentos que tienen las listas de los alimentos como fuente de vitaminas. Esta bueno. Fijate.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s