Operativo panza chata

¿Te sentís hinchada? Conocé qué alimentos conviene evitar y cuáles incorporar

¿Te sentís hinchada? Conocé qué alimentos conviene evitar y cuáles incorporar

Las comidas y bebidas que producen inflamación y que conspiran contra el objetivo de lucir un abdomen ultra plano.

Por más que estemos conformes con nuestra figura, hay días en que la sensación de tener la panza “inflada” nos desconcierta y hasta sorprende.

El motivo muchas veces, y especialmente en las vacaciones, tiene que ver con la ingesta excesiva de alimentos que irritan y congestionan. Para evitarlos o restringirlos al máximo, te contamos cuáles son los que más inciden.

 Leche: contiene lactosa y muchas personas, tienen sin saberlo alergia o intolerancia a la misma. Esto produce inflamación y hasta dolor intestinal.

– Huevo: la clara posee proteínas de alto valor biológico y es muy elegida por personas que quieren aumentar o mejorar su masa muscular. La desventaja es que consumida en grandes cantidades produce irritación y gases.

– Legumbres: las lentejas, los porotos, las arvejas y demás variedades contienen un recubrimiento con una gran cantidad de celulosa y otros hidratos de carbono no digeribles para nuestro organismo y que afectan al intestino.

– Frituras: además de ser nocivas para la salud, llevan un proceso de digestión muy lento. Tardamos entre cuatro y seis horas en digerirlas. Esto hace que el estómago este hinchado mientras realiza este trabajo.

– Alimentos demasiado salados: producen retención de líquidos en todo nuestro cuerpo. Esto se ve no solo en la zona media sino también en las piernas, los brazos, las bolsas debajo de los ojos, etcétera. Por ejemplo, la típica picadita con cerveza, al combinar sodio y grasas, es lógico que produzca una gran inflamación. Ya que a una digestión lenta por las grasas le sumamos la tremenda sed que provocan estos alimentos. Con lo cual, tomamos cerveza, agua, gaseosas y aumentamos el contenido de nuestro estómago.

– Alcohol: producen deshidratación de nuestras células y la inflamación del espacio intercelular. Con lo cual, se produce una hinchazón en todo el cuerpo.

– Gaseosas: como su nombre lo indica, tienen gas y esto inflama el estómago y el intestino.

Chicles: al masticarlos, se traga una gran cantidad de aire que va inflamando nuestro aparato digestivo.

– Crucíferas: el repollo, brócoli, coliflor y demás integrantes de esta familia, si bien son excelentes para la salud, contienen azufre e hidratos similares a los de las legumbres que producen un aumento de volumen.

– Comidas muy condimentadas: el ajo, la cebolla, la pimienta y el ají molido irritan la pared del estómago, producen acidez y congestión.

– Harinas refinadas: al no contener fibras, estos cereales tienen una gran capacidad para atraer agua produciendo hinchazón en los tejidos.

La idea no es prohibir ningún alimento. Si no, conocer los que pueden perjudicarnos para consumirlos en poca cantidad y muy periódicamente.

En contrapartida, existen otros con un gran porcentaje de agua en su composición y con minerales y vitaminas que ayudan a desintoxicar. El té verde y de barba de choclo, el pomelo, los espárragos, la sandia, el tomate y el pepino están en esta lista. Por supuesto, consumir abundante cantidad también tendrá un efecto positivo.

Por la licenciada Ana Chezzi, especialista en nutrición deportiva y obesidad.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s